El eterno problema de la conexión con Ares

¿Sufres problemas de conexión con Ares? ¿Te cuesta descargar películas, música o juegos porque la transferencia de archivos va lenta? Te ayudamos...

A medida que pasan los años, la interfaz de Ares se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para los usuarios que gestionan sus descargas a través de este software de intercambio de datos. Por suerte, existen muchas maneras sugerentes para solucionar el eterno problema del fallo de conexión.

Cuando Ares no logra una conexión estable existen muchas razones para explicar este extraño fenómeno que impide una gestión eficaz en la descarga de archivos de diferente índole. A primera vista, todo podría resumirse a un simple problema de conexión, pero en realidad el problema de fondo es más serio.

Todo parece indicar que el  uso excesivo de usuarios ha generado un tráfico inminente que perjudica directamente en la conexión con los múltiples servidores y torrents que hacen posible la transferencia de archivos.

El eterno problema de la conexión con Ares

Para evitar tener que lidiar con este eterno inconveniente, te recomendamos cerrar la interfaz de Ares temporalmente y dejar pasar unos minutos. Aprovecha este tiempo para mostrar las carpetas ocultas y archivos que son obviados por el sistema. Asegúrate de volver a descargar los archivos que contiene la carpeta Data en la ruta de instalación de Ares, reemplazándolos por una nueva tanda que contribuirá a una lectura distinta.

Si el problema persiste, no pierdas la fe. Es probable que te veas obligado a repetir este mismo proceso en más de una ocasión. Finalmente ejecuta la interfaz de Ares y vuelve a establecer la conexión a Internet para realizar tus descargas. Cada vez que se presente el conflicto de conexión asegúrate de sustituir los archivos Data y reabre la ventana de Ares.