El potencial destierro de Ares

Con el lanzamiento de Windows 8 programas populares y famosos como Ares parecen quedar desterrados de cualquier probabilidad de adaptación a este moderno SO

Todo parece indicar que el exilio de Ares estaría más cerca de lo que muchos imaginamos. ¿Es posible imaginar una vida sin Ares?

El panorama para Ares no es nada favorable, cada vez más lejos del ansiado resurgimiento del que tanto se habló. Por ahora, solo perdura el silencio de un continuismo frustrado, el mismo que pone en peligro el respaldo de miles de usuarios, quienes parecen desencantados con la enorme cantidad de conflictos que suelen presentarse al momento de navegar por la interfaz.

A ello se le suma otro inconveniente más complejo: la llegada de las plataformas táctiles, que requieren de un tratamiento y una estructura especial, la misma que debe adaptarse a la simpleza de los botones táctiles que solemos ver en los smartphones, tabletas y ordenadores de mesa.

El potencial destierro de Ares

Con Windows 8 se desprenden nuevos conceptos de funcionamiento y navegación que son contrarios al uso tradicional de un Ares precario, bastante lejos de su época de mayor apogeo, cuando el intercambio de datos en el sistema P2P representaba una gran novedad revolucionaria.

Ahora que los tiempos han cambiado y los formatos tecnológicos muestran otras presentaciones visualmente atractivas e interactivas, la preocupación de muchos usuarios se mantiene en constante incierto debido a la necesidad de buscar otras opciones alternativas ante la potencial desaparición del mítico Ares. Los pronósticos son reservados.